domingo, 23 de marzo de 2014

Los Hábitos Más Sencillos Para Adelgazar

¿Qué hábitos cambiarás primero? 

Puede que no creas que adelgazar sea tan fácil como realmente es, pero incorporando estos pequeños cambios a tu alimentación y estilo de vida puedes comenzar a ver como desaparecen esas libras extra aún más rápido de lo que alguna vez imaginaste posible.


Tus hábitos matutinos son los primeros que debes cambiar para adelgazar rápidamente.


Por La Mañana
Una de las primeras cosas que puedes cambiar para comenzar a deshacerte de esas libras extra es cambiar lo que bebes en la mañana. Deja el café y demás productos con cafeína a un lado…Seguro te estás preguntando 


¿pero como sobreviviré mis mañanas sin café?
Y la verdad es que lo puedes hacer sin ningún problema. Existen muchas alternativas naturales y saludables que te pueden ayudar a hacer esta transición. Esto es siN mencionar que muchos de mis clientes pierden entre 5 a 10 libras con solamente hacer este cambio…
Aprenderás a apreciar mucho más tus mañanas cuando comiences a ver los resultados gracias a este pequeño cambio.


Alternativas Para El Café
Lo primero que debes hacer cuando te levantes, es beber un vaso de agua caliente con un
chorrito de limón. Esto impulsa tu metabolismo desde temprano.
Luego, si extrañas mucho tu café, reemplázalo con una taza de té verde o mejor aún té de oolong. Estas dos deliciosas opciones te darán la energía que necesitas y a la misma vez ¡te ayudan a quemar grasa!
El resto del día debes beber agua, mucha agua. Evita por completo cualquier bebida azucarada, refrescos, aunque sean dietéticos y hasta los jugos de fruta ya que estos productos sólo aumentarán tus antojos y perjudican tu progreso para alcanzar tus metas de adelgazar.


Cuando De Comer Se Trata
Aparte de estos dos cambios que mencioné, que debes hacer para adelgazar rápidamente, existen otros cambios que puedes realizar dentro de tus hábitos alimenticios. Debes comer cada tres horas. Puede que te parezca que estás comiendo más, pero si comes las porciones adecuadas, comer cada tres horas mantendrá tu metabolismo trabajando lo que evita los antojos y te ayuda a tomar decisiones inteligentes a la hora de comer.

  • Cuando comas, recuerda tomarte tu tiempo…
  • ¡Come despacio!
Ya sea que respires o sueltes tu tenedor entre cada bocado, este cambio sencillo, puede promover tu digestión y ayudarte con tus metas de adelgazar ya que naturalmente comerás menos. A tu cerebro le toma aproximadamente unos 20 minutos en darse cuenta de que estás satisfecha. Comer más lento, le da la oportunidad a tu cuerpo y cerebro de sincronizarse lo cual reduce la ingesta de calorías innecesarias y el almacenamiento de grasa.
Recuerda que no debes volver a comer después de la cena hasta el desayuno 

Utiliza Un Plato Al Comer
Siempre debes comer tus comidas y meriendas en un plato y nunca de una bolsa o paquete. Esto ayuda a controlar las porciones y además te ayuda con el consejo anterior de comer más despacio. Siempre come sentada en un lugar donde puedas disfrutar de tus comidas…

Evita comer de pie

Al incorporar estos dos hábitos, evitarás comer en exceso y a su vez, esto te permitirá comer más despacio para que disfrutes tu comida, esto te ayudará a controlar tu ingesta calórica y  también beneficiará tu digestión.
Seguramente haz escuchado esto antes, pero lo volveré a repetir – nunca visites el supermercado cuando estés hambrienta. Todo se ve mucho más delicioso y además excusable ya que tienes hambre. La buena noticia es que si aplicas estos cambios, estarás comiendo cada tres horas, por lo tanto no tendrás otra opción que siempre hacer tus compras con el estómago lleno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...