jueves, 21 de octubre de 2010

La belleza en la piel (Estructura)

¿Qué es la piel?
La piel es el mayor de los órganos, el más extenso, cumple una serie de funciones importantes para el organismo; es la primera barrera de protección contra las infecciones, nos protege de los gérmenes y de los cambios de temperatura. Con la pigmentación de la piel se forma una barrera que no permite el paso excesivo de rayos solares, además, impermeable. No obstante, la piel es capaz de aceptar algunas sustancias que se absorben por ella, para después pasar al torrente sanguíneo.

Es así como se administran algunas vitaminas y medicamentos que ayudan a mejorar la salud. Esta capacidad de absorción nos obliga a ser muy cuidadosos al seleccionar los productos que ponemos en contacto con la piel.



Está formada por tres capas bien definidas la Epidermis, la Dermis y la Hipodermiscada capa contiene células que permiten a la piel cumplir con sus diversas funciones. Las dos primeras capas son los más importantes.

La epidermis y la dermis están firmemente unidas por las fibras colágenas que se extienden desde la dermis hasta el tejido subcutáneo.

La Epidermis es la capa mas externa, donde encontramos células llamadas queratinocitos, que constituyen una barrera impermeable para casi todas las sustancias, debido a la forma como se encuentran agrupadas, como celdas apretadas formando una especie de muro. Se regenera cada 2 meses y su función es mantener la piel hidratada, así como de protegernos de la radiación solar, es decir, es la capa protectora de las capas inferiores, de naturaleza más vulnerable.

La Dermis es una capa muy flexible que sirve de anclaje a la Epidermis y está formada por dos capas de tejido conectivo que se fusionan, asimismo, también está formada por fibras elásticas y colágenas, que forman el esqueleto de la piel dándole humectación, elasticidad y solidez.

La función más importante de la Dermis es la de nutrir la piel, en ella se elabora el procedimiento de nutrición, hidratación y regeneración de la piel y reacciona activamente ante  fenómenos externos o internos que lo agreden.

En la Dermis se encuentran:
  • Las glándulas sebáceas se encargan de producir una sustancia aceitosa llamada sebo o grasa. En la pubertad, debido a los cambios hormonales, puede existir un exceso en la producción de grasa; en estas circunstancias, se favorecen las infecciones, debido a que las bacterias se encuentran en un medio apropiado para su reproducción.
  • Los músculos erectores del pelo.
  • Los folículos pilosos o Pilosebáceos, encargados de producir el pelo. Al salir hacia la superficie se juntan en su trayectoria con las glándulas sebáceas, de las que reciben las substancias que lubrican e impermeabilizan del cabello.
  • Las glándulas sudoríparas son aquellas que secretan el sudor. Este mecanismo sirve para regular la temperatura corporal. El sudor funciona como un termorregulador: al aumentar el calor en el cuerpo el sudor sale y al evaporarse, enfría el organismo. A través del sudor se liberan sustancias toxicas o de desecho.
  • Los vasos sanguíneos.
  • Las Terminaciones Nerviosas o Receptores Sensoriales, que detectan el dolor; los nervios del pelo detectan sus movimientos; los baro-receptores detectan las presiones; los receptores táctiles, que captan las sensaciones del tacto; los termo receptores, que ayudan a sentir el frío y el calor.
La Hipodermis es la capa más rica en grasa, ya que aquí se almacenan los elementos nutritivos para las diferentes capaz de la piel, evita las pérdidas de calor y nos sirve para amortiguar los golpes. 

Cuidar la piel es fundamental para mantenerla viva y además gozar de un aspecto más sano y juvenil. Por ello es necesario preocuparse por la piel y darle los cuidados necesarios para que se mantenga radiante.

Artículos relacionados:
Comparte el artículo en Facebook

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...