viernes, 24 de diciembre de 2010

Sácale partido a tu mirada (II): Ojos verdes

Ojos verdes, verdes como, la albahaca. Verdes como el trigo verde y el verde, verde limón…¡olé!.
Las personas que tienen los ojos de este color tienen que haber oído alguna vez en su vida esta copla tan popular y bonita. Los ojos verdes pueden ser maquillados de diversas maneras ya que como dice la canción puede haber multitud de tonos, hoy os traigo una variedad que no dejará indiferente a ninguna.

Maquillar ojos verdes


Muchas personas piensan que para resaltar el color de los ojos, hay que maquillarlos del mismo color de los mismos. Nada más lejos de la realidad. No es que no se pueda poner un tono verde a unos ojos verdes, pero hay que saber elegir el tono y si no se sabe muy bien qué hacer, mejor olvidarlo y optar por otros colores que seguro, te van a sentar a la perfección

A tener en cuenta antes de maquillar los ojos
  • El maquillaje de ojos debe empezar lo más cerca posible de las pestañas para que resulte natural.
  • Subraya la raíz de las pestañas de arriba para agrandar el ojo. 
  • Un trazo con lápiz blanco en el borde del párpado superior e inferior ilumina y alegra la mirada.
  • Encárgate de corregir imperfecciones y de maquillar tu rostro como lo haces habitualmente.
  • Aplica una base para sombras para que te dure lo más posible.

De la gama que hayas elegido, tienes que tener tres tonalidades diferentes, una media, otra clara y otra oscura.

Comienza poniendo el tono medio sobre todo el párpado móvil. Después, y con la sombra más oscura, dibuja la banana. Difumina bien la unión entre los dos tonos. Pon un poco debajo de la línea de las  pestañas inferiores degradando el tono, que deberá ser más claro conforme nos acerquemos al lagrimal y deberá oscurecerse hacia el exterior. La sombra más clara la reservaremos para el arco ciliar, que es la zona que queda debajo de las cejas. También puedes poner un punto de ésta en el pico que se forma en el lagrimal, y aportarás un bonito punto de luz.

Para dar intensidad y aspecto de mayor espesor a las pestañas, con un lápiz o  eye liner negro, perfila la línea de las pestañas superiores y difumina.


Riza y aplica una capa de rímmel y observa el resultado.

Aspecto natural o un maquillaje para diario

Elige los tonos que elegimos las demás para este fin.

Colores como el salmón, el dorado suave, el beige o el melocotón serán tus aliados para la sencillez.

Si quieres que las pestañas se intensifiquen, elige el marrón para perfilar.

El resto, ya lo dejo a tu gusto. Mejillas, labios… A tu libre elección.


Ojos verdes con sombras metálicas


En tonos azules, algo de malva y un toque nacarado cerca de las cejas. Llama mucho la atención el efecto morado/azul y la profundidad que da al ojo pintando la raya muy negra en el interior del ojo. Encima de las pestañas se cambia la línea negra habitual por una sombra azul intenso con destellos de purpurina. Sin palabras, una obra de arte.

La base esta vez es de color bronce claro y brillante.que no es un naranja, que en sombras lo cierto es que queda muy bien en muchas ocasiones, es con efecto metal.

No se pinta la línea negra habitual y debajo de las pestañas, se pone un malva de manera ahumada con una línea más clara rematando el contorno. Cómo es habitual al llegar a las cejas la sombra vuelve a ser en color nácar y mucho, mucho rimmel.

En tonos negros/verdes
De nuevo el interior del ojo se oscurece por completo, el contorno se pinta en tono negro antracita de manera intensa y se deja el extremo de la ceja muy clarito para darle ese toque de luz.

El verde oscuro queda medio oculto en la parte móvil del párpado y se da igual por toda la línea del ojo, desde el lagrimal hasta el final de la ceja, como una línea del arco iris. Nos repetimos, mucha máscara en las pestañas. Un apunte importante, OJO si no está bien depilada la ceja, por eso la importancia de hacerlo bien ya que esta parte es la que más luz recibe a la hora de maquillar el ojo.

Para dar el remate final a tus ojos no olvides nunca aplicar la máscara de pestaña y el delineador. El rimmel se tiene que poner después de pintarte los ojos, porque si lo pones antes el polvillo, que suelta la sombra, cae sobre las pestañas quitando el color definido que nos ha dejado el rimmel (marrón, negro, azul, etc.). Después de haberte pintado los ojos y haberte puesto el delineador, pasa al penúltimo paso: rizar las pestañas. Si tienes, utiliza un rizador de pestañas para elevarlas y rizarlas así, después, el rimmel rematará la faena.
Comparte el artículo en Facebook

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...